Archivos para 11 noviembre 2008

Comprando tecnología en los aeropuertos

Tenía pendiente, es una idea que me venía desde antes de verano, escribir un pequeño comentario acerca de las tiendas de los aeropuertos y su capacidad para sorprender, y debería ser una sorpresa de manera tecnológica, pero desafortunadamente algunos sorprenden por los precios, especialmente los españoles.
 
No puedo definirme como un gran viajero, pero sí que puedo pisar 3 ó 4 aeropuertos cada mes, con lo que ello conlleva a la hora de recorrer sus pasillos buscando esa tienda de cacharros en la cual voy a encontrar el siguiente aparato para mi colección particular. He de reconocer que en mi ranking únicamente incluyo aéropuertos europeos y norteaméricanos, los asiáticos se me escapan por mucho, y es una lástima pues creo que ahí sí que hay verdaderas sorpresas.
 
Para empezar, mi tienda favorita de cacharros se encuentra en el aeropuerto de Amsterdam, no recuerdo su nombre, pero no tiene pérdida. Todo está dispuesto estupendamente, bien segmentado: un área para navegadores, otra para informática, una más para fotografía, una cuarta para móviles y por supuesto videojuegos con un buen surtido, además de películas y música -aunque menos-. Los precios suelen ser muy razonables, y si uno sabe lo que cuestan las cosas en otras tiendas, encontrará algún que otro aparato o dispositivo a precio más bajo que en la calle. Un poco más adelante, a la izquierda, hay una pequeña tienda de gadgets, tal y como suena, con teclados enrollables, dirigibles por control remoto, powerballs y alguna que otra cosa sorprendente. El propietario debe ser el mismo que la tienda de electrónica porque ciertos artículos son los mismos y al mismo precio. Recomiendo visitar las dos, pero fijándose bien en los precios. El catálogo de productos referencia del aeropuerto se puede descargar de este enlace, y suele incluir productos eletrónicos.
 
Heathrow no es un mal aeropuerto para el cacharreo, pero está muy limitado, y esto de que usen libras en vez de euros, impide las cuentas rápidas, o por lo menos a mi me cuesta. Casi siempre puede uno encontrar un Dixons -no tienen malos precios, pero hay poca diferencia respecto a la calle, aunque en algún producto siempre dan la campanada y lo tienen mucho más barato- y un WHSmith con revistas y después un pequeño HMV con películas y música. Gatwick me sorprendió, pues previo a las puertas de embarque tiene una buena selección de tiendas, aunque en electrónica nos volvemos a ver las caras con el kit de tiendas de aeropuerto inglés.
 
  La tienda de Schippol.
 
Munich tiene varios aeropuertos, y el más grande de todos tiene un par de tiendas muy chulas y con buenos precios. El de Viena es pequeño pero tienen muchos relojes… sorprendente, ¿no era suiza el país relojero por excelencia? Frankfurt no está mal, pero una vez más los precios están un poco fuera de mercado. Paris es escaso en cuanto a tiendas, y los precios no son nada del otro jueves. Roma y Milan son más bien escasos en electrónica, con dos mini tiendas y precios nada interesantes. En general, en Europa me quedo con la tienda de Amsterdam.
 
USA es harina de otro costal; nos encontramos con gigantescos aeropuertos pero con mini tiendas con un surtido muy básico, excepto que sean especialistas en telecomunicaciones (móviles, étc). Seattle no tiene nada interesante. Los Angeles tampoco, y menos en San Francisco. Sí, todos tienen la típica tienda en la que es posible adquirir móviles, y walkie talkies, y MP3, pero los precios son iguales que en la calle. Atlanta es exactamente igual, y lo mismo se puede decir de Nueva Orleans, que a su vez es lo mismo que puedo añadir del de Washington. El más interesante es Chicago, sorprendentemente, con un par de tiendas pequeñas en las que tienen precios interesantes para accesorios para móviles, cámaras de vídeo, reproductores de MP3 o auriculares. De Nueva York no recuerdo gran cosa, más ue nada porque las dos veces que he estado iba con las maletas llenas de todo lo que había comprado en la Gran Manzana. Ciertamente en USA lo mejor es buscar fuera de los aeropuertos, cualquier Circuit City o Best Buy es más interesante que los aeropuertos.
 
En cuanto a los aeropuertos españoles, lo único que se me ocurre es que son caros, muy caros. Es absolutamente increíble que muchos de los productos estén un 10% o un 15% por encima del precio en la calle, ¿pero no se supone que son tiendas libres de impuestos? Tanto en la Terminal 4 de Madrid como en la de Barcelona hay un par de tiendas que si no fuese por lo "abusivo" de los precios merecerían el calificativo de interesantes.
 
Así que, como conclusión, ni se os ocurra entrar en las tiendas españolas, procurad pasad por Amsterdam y visitad alguna vez las tiendas de Heathrow. De las norteaméricanas procurad pasar por Chicago. Eso sí, en inguna de ellas encontraréis televisores ni Home Cinemas, tan solo cacharrería portátil, de la que te tienes que llevar en el momento, esa que disfrutas abriendo en el avión, aunque únicamente podrás leer el manual de instrucciones, porque las baterías casi siempre vienen descargadas. 😉
 
 
 
 
Anuncios

6 comentarios