Negugogor

Este usuario no ha compartido ninguna información biográfica

Página web: https://trastoman.wordpress.com/

AIM: negugogor@hotmail.com

¿Reflex o Evil o compacta?

O cómo dirían los técnicos, SLR/SLT vs micro tres cuartos vs compactas..

Interesante debate el que se está organizando últimamente en el mundo de la fotografía, entre las reflex de espejo translucido que tan bien ha desarrollado y explotado Sony y las cámaras Evil o micro tres cuartos, la parroquía amateur anda revuelta tratando de aclarar qué tipo de cuerpo consigue reflejar mejor la realidad… En un escalón inferior estarían las compactas, pero es que empieza a haber algunas que son francamente muy interesantes, por no hablar de la última machada -de Sony también- con un cuerpo de compacta pero un sensor de tamaño Evil… Parece que han tirado la toalla en lo que se refiere a innovación en el área de televisión, pero es que en lo que se refiere a cámaras, para mi alegría, ¡no paran!

Vayamos por partes…

Durante los últimos 3 años he disfrutado de varias reflex de Sony, primero tuve una Alpha 100, la entrada de Sony en este mercado. Era una cámara de un precio muy razonable, con unas prestaciones buenas, y, sobre todo, ¡venía de ser una Minolta! Es decir, Sony no desarrolló nada nuevo, sino que retomó tecnología de Minolta para crear su primera DSLR (digital SLR o réflex digital). No lo discuto, fué a mi juicio una de las mejores decisiones que la compañía tomó para entrar en el mercado DSLR, en el que llevaba un atraso considerable. Curiosamente,  6 años más tarde, casi se puede decir que ha sido la única empresa capaz de aportar algo nuevo al mercado con sus cámaras de espejo translucido o incluso sin espejo, una revolución cuando se presentaron: ¿cómo iban a llamarse réflex si no tienen espejo? ¿cuánta luz podría entrar así? La cuestión es que después de la Alpha 100 pasé a una Alpha 300; mejor sensor, mayores prestaciones, y mayor calidad de imagen. Y hace como un año, por aquello de poder grabar vídeo, dí el salto a una Alpha 33, con espejo translucido.

En todos los cambios aprecié grandes diferencias, no sólo en la parte correspondiente al mayor número de megapixels -que a la hora de la verdad no significan mucho- sino en las diferentes prestaciones, mejoras para capturar en condiciones de baja luminosidad, mayores modos de disparo, ISO superior, étc. El más significativo fué con la Alpha 33, pues además de incorporar vídeo, tiene para mi algo que es clave, y es que la pantalla gira sobre sí misma y se puede utilizar para toda clase de disparos en posiciones extrañas y siempre originales. Lo sé, no parece una buena justificación, pero tengo un amigo que siempre dice que “tu peor foto será aquella que no puedas sacar, sea cual sea la razón”, con lo cual, la versatilidad al poder.

¿Las desventajas? Es grande, y muy pocas veces me la he acabado llevando de viaje, especialmente en los de trabajo, que al final son los más comunes. Con lo cual, siempre he dispuesto de una cámara compacta, primero fué una Canon S40 -que murió aplastada por una caída de un Quad-, luego una Ixus 75 -aún la conservo- y después me pasé a Sony. En este último nivel, he tenido varias: DSC-HX7v, luego una DSC-HX9v y por último, la de ahora, una DSC-HX30v.

Es una compacta increíble. En un cuerpo relativamente pequeño lleva un zoom óptico 20x, GPS, e incluso Wifi, además de un sensor de 18.2 megapixels y multitud de ajustes manuales que me permiten hacer unas muy buenas fotos nocturnas… He de reconocer que todas las cámaras que he tenido de la serie HX nunca me han defraudado, y los cambios se han debido siempre a mejoras en el conteo de megapixels y funcionalidades adicionales como GPS o Wifi. Se pueden llevar sin ningún problema en un bolsillo y tienen suficientes ajustes manuales como para convencer a alguien acostumbrado a una réflex; por último, el sensor, a pesar de su minúsculo tamaño, es capaz de realizar grandes tomas en condiciones de muy baja luminosidad.

Destacaría, de entre las compactas tradicionales de Sony, la DSC-WX70, minúscula, de verdad, muy pequeña, se puede llevar de viaje en el bolsillo de la camisa sin ningún problema. Aún así, ¡lleva un sensor del mismo tamaño que la HX30V! Además de 16.2 Megapixels y una pantalla trasera táctil… Una pequeña joya, muy recomendable para llevarla a cualquier sitio.

La pequeña joya...

Pero -que siempre hay peros- como indicaba arriba, la réflex me la llevo muy pocas veces, con lo que la responsabilidad siempre recae sobre la compacta… Y eso no me hacía muy feliz, así que inquieto andaba yo al respecto. Hete aquí que hace como un año y medio Sony entró de lleno en el mercado de las micro tres cuartos o lo que se llaman cámaras Evil (que ahora se llaman CSC): un sensor de tamaño reflex en un cuerpo muchísimo más compacto y con objetivos intercambiables, y sin espejo… Nueva revolución. Con el nombre de NEX, Sony lanzó al mercado la C3 y la C5. Dos pequeñas maravillas en las que ya me había fijado cuando fueron anunciadas, pero el presupuesto no da para todo, así que las deje fuera de mi radio de acción… Hasta hace 4 meses, cuando por un precio ajustadísimo, tanto que me da vergüenza reconocerlo, cayo en mis manos una NEX-5N, la sucesora de la C5. Desde entonces, no he vuelto a usar la Alpha 33… Es más, estoy en proceso de venderla…

¿Qué es lo que tiene? Pues de todo… Tan sólo le falta una pantalla trasera que gire… El resto, es francamente igual a la Alpha 33, sólo que ahora sí me la puedo llevar de viaje… El sensor, para empezar, es del mismo tamaño que la Alpha, así que las fotos tienen una luz y una nitidez increíble. El objetivo es intercambiable, tiene tantos ajustes manuales como la 33, la pantalla trasera es tácil, ¡e incluso me admite el mando a distancia para las fotos de exposición prolongada! Vamos, que cuando alguien me pregunta ahora por una réflex, le devuelvo la pregunta ¿para qué la quieres? Y al final acabo recomendando una Nex o la Olympus EPL-1 o las Nikon J1 y V1 recientemente anunciadas… De verdad que estas cámaras Evil no tienen nada que envidiar a las réflex de gama baja, incluso a las de gama media… Con el añadido de que ocupan muy poco espacio… Para mi, el mundo réflex ha dejado de existir… ¿Cámaras Full Frame? Mmm, quizá algún día, pero encuentro que son demasiado grandes para llevar encima a todas partes…

Sin embargo, como ya lleva un tiempo ocurriendo, Sony lo ha vuelto a hacer y ha presentado una cámara compacta con un sensor que es como la mitad que el de la Nex 5N o la Alpha 33, y el triple de grande que el de las compactas tradicionales de Sony… He leído diferentes análisis y la ponen francamente bien, pero que muy bien… Eso sí, tiene un precio… Vamos, ¡que cuesta más que la Nex 5N!

A continuación, un pequeño gráfico para que se ven las diferencias entre el tamaño de los sensores de las diferentes cámaras de esta entrada del blog. LA Alpha 33 y la NEX-5N comparten el mismo tamaño de sensor, al igual que la DSC-HX30v y la DSC-WX70. He puesto el sensor de iPhone 4S por aquello de tener una pequeña referencia…

Aquí está la comparativa de las cámaras que se mencionan en este texto. Clic sobre este enlace.

Se muestran la WX-70, la HX30V frente a la NEX-5N, la Alpha 33 y por último, la deseada RX-100. Me encantaría poder probar esta última… A ver si cae en mis manos pronto…

Como siempre, para más información, recomiendo visitar www.dpreview.com

Y por último, para ver algunas fotografías tomadas con estas cámaras, basadas en mi experiencia: www.flickr.com/photos/negugogor

Anuncios

4 comentarios

Kindle Touch, la facilidad de uso al poder

Llevo desde finales de mayo disfrutando de las posibilidla experiencia e-book de Amazon, ¡exacto! Con un Kindle Touch.

¿Qué es lo que diferencia a este lector de otros? Para empezar, dentro de la familia Kindle hay tres lectores -por lo menos los que es posible comprar en España, porque en USA hay seis modelos diferentes-. El básico (que cuesta 99€), Kindle Touch (129€) y Kindle Touch 3G (189€). El tamaño de la pantalla y prestaciones son prácticamente iguales, aunque en el caso del básico la batería dura un mes menos y tiene menos capacidad de memoria. La gran diferencia está en que los Touch tienen pantalla multitáctil, con lo que se sustituyen los botones clásicos por un interfaz basado en gestos. Es cómodo y práctico, aunque no es intuitivo al 100%, supongo que es la influencia de los gestos que uso con el iPad, que al final los aplicas a todo.

El lector es manejable, pesa poco, es ligero, aunque por calidad de construcción parece más un juguete que un aparato electrónico en condiciones… Sony con su PRS1T, por comparar, ofrece una mejor apariencia, y un acabado más robusto. He comparado el uso de ambos (dispongo del Sony también) y el Sony es muchísimo más versátil en terminos de formatos y de uso, los menús son más completos, más fácil de usar y cuando giras el dispositivo, la pantalla se gira (no he conseguido hacerlo en el Touch, aunque en el básico sí que se puede… curioso). Y la pantalla de este último se me antoja de mayor calidad. Entre sus ventajas, un visor de imágenes y un reproductor de audio que además de MP3 (caso del Touch) también reproduce AAC (formatos sin DRM, gestión de derechos digitales). El navegador web en ambos casos es razonable aunque dada la velocidad de refresco de las pantallas de tinta electrónica, no recomiendo su uso más allá de ver páginas de forma esporádica. Curioso que en el caso del Kindle, tanto el navegador web como el reproductor MP3 formen parte de lo que ellos llaman “Funcionalidades Experimentales”. Se me olvidaba que ambos tienen conexión Wifi.

Donde la cosa cambia radicalmente es en la experiencia de uso/integración online. Los Kindle están diseñados desde cero para formar parte de la página web y los servicios de descarga de contenido de Amazon. El carrito de la compra y el enlace a la tienda Kindle son perfectamente visibles estés donde estés. Y el acceso a la tienda para adquirir contenido es muy, pero que muy fácil… Basta con activar el wifi (en el caso del 3G la conexión va directamente en el propio equipo, y no hay costes de conexión ni de descarga, de por vida) y ya estás listo para comprar lo que quieras, y se baja en segundos. De esta forma no paras de leer y comprar… Cosa que en el Sony es difícilisimo; para empezar, compré el lector hace como 6 meses, y cada vez que selecciono “Reader Store” me encuentro con el mismo mensaje “Próximamente” con lo cual, al final, el que uso es el Kindle Touch. Aparte, una de las mejores funcionalidades de éste último dispositivo es que tiene su propia dirección de correo electrónico, de tal forma que cualquier tipo de documento que envíes a esa dirección, ¡llega directamente al dispositivo! Leer así es una auténtica delicia… Muy, pero que muy cómodo…

Con lo que, recomendación clara por el Kindle Touch, aún a costa de alimentar el monopolio del gigante del comercio electrónico.

14 comentarios

Xperia S, una razón para volver a escribir…

Tras estar desaparecido durante mucho tiempo, ¡vuelvo a la escena blogera!

Y el motivo es nada y nada menos que el Sony Xperia S… Bueno los motivos son otros, pero he pensado que este móvil era una buena excusa… Durante las próximas semanas espero escribir sobre Samsung Galaxy SII, Sony NEX-5N, Sony DSC-HX30V, Amazon Kindle Touch, Sony PRS-T1, MacBook Air… En todo este tiempo he añadido algún que otro cacharro a mi vida…

imagen extraída de la página oficial de producto

El Xperia S ha llegado a mis manos por casualidad -pagado, ¡eh!- gracias a un generoso amigo que me lo ha vendido de segunda mano, pero sin usar… Curioso. Lo cierto es que tras haber pasado de un Galaxy S a un Galaxy SII el verano pasado, hacía tiempo que venía buscando un reemplazo, y vaya sí lo he encontrado… Mi principal motivación para cambiar de móvil está casi única y exclusivamente en la cámara… Y la del Xperia es de 12 megapixels (en realidad tiene una pequeña trampa porque en 16:9) son 9, pero bueno, se lo perdono porque las fotos que saca son realmente buenas  comparadas con las del SII, sin entrar en temas como la rapidez de obturación o la toma de imágenes en 3D.

Aquí tenéis la página de producto:

 http://www.sonymobile.com/es/products/phones/xperia-s/

Básicamente es un terminal Android con un doble nucleo Qualcomm a 1.5 GHz, 32 Gb de memoria, cámara de 12 Megapixels y una pantalla de 4.3″ de 1280×720 pixels de resolución con Bravia Engine. Todo ello metido en un envoltorio con el bonito diseño al que nos  tiene acostumbrados Sony.

En profundidad,  y comparado con el Galaxy SII, he de reconocer que estoy encantado. Y muchas son las razones, aunque hay una en la que es imposible batir al SII, y es en su grosor… Me temo que el Xperia S es un “pelín” más gordito… Pero no me preocupa, total, del resto de medidas son similares…

No voy a comparas al Xperia S con el SIII porque a todas luces me parece una comparativa que no procede, aunque quizá el SIII podría salir no tan airoso… Vale que el SIII lleva un procesador de cuatro nucleos, vale que su pantalla es de 4.8″, pero en el resto, no veo muchas diferencias… Ya he actualizado el Xperia S a ICS (Android 4.0) y lo que era uno mis mayores miedos -el rendimiento de la batería- se ha disipado por completo al actualizarlo. Y ahora va mucho más fluído que antes. Se me olvidaba, el otro día tuve un SIII en mis manos, y francamente parece un móvil de juguete, pesa muy poco y la calidad de acabado está muy lejos incluso de la del Galaxy SII. A ver, que estos terminales son potentes, ¡y tienen que dar apariencia de robustez y buen acabado!

Entonces, frente al SII, mejor pantalla, mejor cámara de fotos, mejor calidad de acabado, bateria de similares prestaciones… La pantalla del Xperia S muestra, a mi juicio, unos colores más naturales, no tan forzados como los del SII, y su resolución es mayor (800×480 del SII versus 1280×720 del Xperia S), un buen salto en términos de calidad. Otras ventajas, Xperia S tiene salida directa mini HDMI y en la caja va incluído el cable necesario para conectarlo a cualquier dispositivo HDMI. Para el Galaxy SII hay que comprarlo aparte y el oficial necesita estar alimentado para que se pueda ver algo… Que me parece un completo atraso…

Desventajas, la batería del Xperia S va embebida en el terminal, no se puede cambiar. Y la memoria igual, no admite expansión, aunque con 32Gb digo yo que es más que de sobra… Por no hablar de que aún no hay tarjetas microSD de 64 gb, anuque poco debe faltar…

 En cuanto al software, los dos están actualizados a ICS (Android 4.0). En ambos casos va muy fluído y se ejecutan todas las aplicaciones sin problemas. Poco que decir en este aspecto en términos de uso. Sin embargo, así como la experiencia de actualización del Xperia S ha sido facilísima y completamente natural, la del Galaxy SII aún hoy sigue siendo una pesadilla. Ambos terminales los actualice desde un MacBook Air con dual boot sobre Windows 7. En el caso del Xperia S, descarga de la aplicación Connect, conexión del terminal, actualización del firmware, 40 minutos y terminal funcionando perfectamente, con las mismas aplicaciones que tenía antes del cambio, así como SMSs, mensajes de Whatsapp y fotografías y música en su sitio; nada borrado. Galaxy SII, ahem, podría haber sido mucho mejor… Me descargué Kies y tuve problemas para que el software reconociera el móvil, tuve que reiniciar dos veces, y hacer un arranque de emergencia del móvil… Por si acaso, antes de instalar la actualización hice una copia de seguridad. Bueno, me descargo la actualización y la instalo, tardo algo más que con el Xperia S, pero vamos tampoco pasaba nada… Primer problema, el móvil se reinicia y todas mis aplicaciones han desaparecido, el fondo de pantalla ya no es el que tenía, y tengo como 6 pantallas sobre el escritorio con 4 iconos de aplicaciones abajo, ¡para cada una de ellas! Bueno, pienso, voy a restablece la copia de seguridad… Error, cuatro veces que lo intento, cuatro veces que no puedo… Así que estoy francamente frustrado porque voy a tener que organizar todas las aplicaciones de nuevo, por no hablar de los datos que se han perdido… Así que si tenéis un SII, mucho ojo al hacer la actualización… (a todo esto, ¿cómo se pasa el registro del Angry Birds de un terminal a otro? ¡No me creo que tenga que volver a a jugármelo todo de nuevo!).

En el día he de reconocer que el tacto y el diseño del Xperia S me gustan más que el Galaxy SII. ¡Ah! Se me olvidaba, el Xperia S tiene un pequeño LED frontal que adquiere diferente tonalidad en función del tipo de mensaje o contenido que haya recibido, va desde rojo a azul, pasando por verde y blando… Toda una explosión de luz y de color… En el caso del Galaxy SII, nada de nada…

Conclusión, estoy francamente encantado con el Xperia S, ¡ a ver cuánto me dura!

PD. En honor a la verdad, el SII me ha durado casi 10 meses, tiene el record de ser el móvil que más me ha aguantado… He estado muy contento con él. Así que sí, también es muy recomendable.

En la galería he puesto unas cuantas fotos tomadas con el Xperia S, a ver qué os parecen.

 

 

 

3 comentarios

Biblioteca de enlaces útiles para el mundo digital…

Google ya no me vale, Bing no me encuentra lo que busco, Yahoo ya no es lo que era y Altavista y Metacrawler básicamente buscan dentro de las búsquedas de los primeros.. Con lo cual he decidido utilizar el blog para algo útil para mi, que es tener una referencia a páginas web sobre todo aquello que busco, además de hacer también las veces de mochila tipo MacGyver para cuando la gente me pregunta por consejo, de tal manera que les reenvie aquí y puedan encontrar el consejo o la información que buscan.

¿En qué casos es mi intención que sea útil? Pues por ejemplo hoy un amigo me ha preguntado por Kindle, el lector de libros electrónicos de Amazon, con lo cual me he hecho el rápido y breve recorrido por Google y Bing para ver qué encontraba, y darle una respuesta… Al final, he tenido que bucear para dar con información verdaderamente útil. Francamente, los primeros resultados de estas páginas no eran precisamente lo que estaba buscando… Tras dar con la pregunta adecuada -ahora que los buscadores permiten introducir frases largas- y como me costará acordarme de cuál fue la frase que me dió la búsqueda correcta, he decidido a poner en marcha algo que me sirva como repositorio ante mi cada vez más patente falta de memoria.

Intentaré etiquetar todo adecuadamente para que luego sea más fácil buscarlo, no sea que caiga en el mismo problema que quiero tratar de resolver. XDDD

Sobre KindleExtraído de su propia página web

Enlace a la página oficial de Amazon en USA aquí, que es de donde se puede traer oficialmente a nuestro país. Ojo que se refiere a la versión con Wifi y3G.

Y, lo más interesante de todo, entrada de un blog donde se explica todo con cierta claridad. El trabajo de recopilación del autor es extraordinario, y, sobre todo, muy útil, así que ¡muchas gracias!

Poco más que decir al respecto…

Deja un comentario

¿Dónde compro libros electrónicos para mi lector?

Llevo desde abril disfrutando de un más que útil lector de libros electrónicos de la marca Sony, exactamente el PRS-505. Podría decir de él muchísimas cosas, pero quizá la mejor es que ha cambiado mi forma de leer, encontrándome muy cómodo para disfrutar de la lectura de su mano: la pantalla es muy nítida, el aparato tiene el tamaño adecuado, la batería es más que suficiente para semanas y semanas de lectura, y adicionalmente es muy cómodo. Básicamente no voy a ningún sitio de viaje sin él.

Cuando llegó el dispositivo a mis manos venía de Inglaterra (gracias Francesc, un bonito detalle) con lo que los libros incluidos eran todos en inglés. Me leí varios de ellos en verano, incluyendo 4 primeros capítulos de otras tantas novelas que finalmente he comprado y descargado, de manera muy fácil, desde páginas extranjeras, pero claro, en inglés.

Pero, atención, problema: ¡No encuentro un sitio web desde el cual descargarme libros tipo best sellers o novedades de reciente lanzamiento en castellano! Lo he intentado desde todos los sitios posibles: introducir cualquier tipo de derivado o similar para las palabras “libro electrónico” desde www.bing.com o www.google.com me lleva a decenas de sitios desde los cuales poder descargar libros electrónicos gratuitos, pero no encuentro lo que busco. No veo a Dan Brown, o a John Grisham, o Robert Ludlum o incluso escritores españoles como Ildefonso Falcones o Eduardo Mendoza. He localizado un sitio web con localización en www.elaleph.com que dispone de una generosa cantidad de títulos incluyendo algún que otro grande de la literatura universal, pero me temo que tampoco me vale…

Sí, recurro a las webs extranjeras y veo que hay títulos por doquier. Me veo obligado a descargarme los libros desde el extranjero, cosa que no me satisface, pues aunque sea capaz de localizar los libros de autores no españoles, ¿Qué pasa con los de aquí? Me llama la atención que las editoriales españolas no hayan apostado por el formato aún, teniendo en cuenta que en nuestro país se venden lectores como el Papyre o que incluso El Corte Inglés comercialice un lector, a 299€, baja la marca Inves. Pero, ¿De dónde se descargan los libros las personas que adquieren dichos productos? Necesito ayuda al respecto. ¡Que alguien me de una buena página web para tratar de ser legal!

Ah, como el aparatito en cuestión lee ficheros en varios formatos diferentes, incluyendo PDFs y Word, y siendo como soy suscriptor de El País, pues como que he intentando pasarme al digital con el periódico mediante la descarga de las ediciones en PDF de dicho medio. Pues no, no están pareparadas para ser leídas en un lector de este estilo, las páginas son demasiado grandes y con el mayor tamaño de letra posible, quedan fatal en pantalla… Así que, ¿Qué tengo en el aparatito aparte de los libros que traía de serie? Pues… ¡Todos los manuales de los cacharros electrónicos que tengo en casa! Se ven de fábula, y con el tamaño perfecto. Sí, las visitas alucinan cuando hago la demo del aparato en cuestión y resulta que hay pocos libros y muchos manuales de instrucciones… Una pena.

Otro contenido que también tengo es música -es posible escucharla mientras lees, a través de auriculares- e imágenes -en escala de grises, pero se ven muy bien-. Por tanto, a la espera de poder utilizarlo mejor, pocos recursos me quedan, por lo menos en castellano.

A todo esto, creo recordar que el Kindle de Amazon está ya a la venta en nuestro país. ¿Cómo lo van a hacer? ¿Habrá libros en descarga en castellano para el revolucionario aparatejo de Amazon? Tengo mucha curiosidad, sobre todo porque seguro que las editoriales se echan encima del aparato y convierten a Amazon en máldita por no permitirles continuar con su negocio. ¿Y bien? Si la única manera de conseguir libros en castellano, es pasarse al Kindle, prometo que lo hago, sobre todo porque incluye varias cosas de serie -como la conectividad 3G/Wifi para descargar libros en directo- que francamente hacen la vida muy fácil…

En fin, paciencia. Seguiré investigando.

2 comentarios

¡Me he comprado unas zapatillas verdes!

Bonita manera de marcar la vuelta al blog, no sólo no se habla de cacharros sino que encima el post es para hacer alegoría consumista de algo cuyo colorido es más que discutible. Lo cierto es que estoy encantado con ellas. Lo mejor de todo es que sólo me han costado 30 euros.

¿Por qué me gustan? Me encanta su color porque son muy Xbox 360, si se fija uno en detalle están todos, desde el verde hasta el negro pasando por el gris y el blanco. Lo curioso es que deben ser un modelo que sólo se debe vender en Japón o algo así, pues todas las etiquetas están en japonés.

Los cordones de serie son negros, pero en una bolsita aparte vienen unos de color gris. De momento estoy con los originales, pero ya pasaré a los grises en algún momento. Ah, y tengo que localizar algo más de la misma tonalidad que el polo de manga corta de Hackett que he localizado en el armario de casa. Empieza a hacer frío y la manga corta no es precisamente lo más recomendado. Lo que no sé es cómo verían en la oficina que viniera a trabajar  con ellas…

Allá va una imagen que he encontrado de ellas.

¡Me encanta!

En cuanto a los cacharros, en breve volveré a ellos, que estás navidades vienen muy calentitas, desde el próximo lanzamiento de Windows 7 -¡impresionante cómo va!- hasta el Sony Ericsson Satio pasando por los nuevos netbooks y, quizá lo más revolucionario, poco a poco van llegando equipos que cargan sus baterías sin cables: empezo Palm con el Pré y sigue Dell con un par de portátiles que ha presentado hace nada. ¿Veremos un iPhone cargable por inducción?

😉

1 comentario

Comprando tecnología en los aeropuertos

Tenía pendiente, es una idea que me venía desde antes de verano, escribir un pequeño comentario acerca de las tiendas de los aeropuertos y su capacidad para sorprender, y debería ser una sorpresa de manera tecnológica, pero desafortunadamente algunos sorprenden por los precios, especialmente los españoles.
 
No puedo definirme como un gran viajero, pero sí que puedo pisar 3 ó 4 aeropuertos cada mes, con lo que ello conlleva a la hora de recorrer sus pasillos buscando esa tienda de cacharros en la cual voy a encontrar el siguiente aparato para mi colección particular. He de reconocer que en mi ranking únicamente incluyo aéropuertos europeos y norteaméricanos, los asiáticos se me escapan por mucho, y es una lástima pues creo que ahí sí que hay verdaderas sorpresas.
 
Para empezar, mi tienda favorita de cacharros se encuentra en el aeropuerto de Amsterdam, no recuerdo su nombre, pero no tiene pérdida. Todo está dispuesto estupendamente, bien segmentado: un área para navegadores, otra para informática, una más para fotografía, una cuarta para móviles y por supuesto videojuegos con un buen surtido, además de películas y música -aunque menos-. Los precios suelen ser muy razonables, y si uno sabe lo que cuestan las cosas en otras tiendas, encontrará algún que otro aparato o dispositivo a precio más bajo que en la calle. Un poco más adelante, a la izquierda, hay una pequeña tienda de gadgets, tal y como suena, con teclados enrollables, dirigibles por control remoto, powerballs y alguna que otra cosa sorprendente. El propietario debe ser el mismo que la tienda de electrónica porque ciertos artículos son los mismos y al mismo precio. Recomiendo visitar las dos, pero fijándose bien en los precios. El catálogo de productos referencia del aeropuerto se puede descargar de este enlace, y suele incluir productos eletrónicos.
 
Heathrow no es un mal aeropuerto para el cacharreo, pero está muy limitado, y esto de que usen libras en vez de euros, impide las cuentas rápidas, o por lo menos a mi me cuesta. Casi siempre puede uno encontrar un Dixons -no tienen malos precios, pero hay poca diferencia respecto a la calle, aunque en algún producto siempre dan la campanada y lo tienen mucho más barato- y un WHSmith con revistas y después un pequeño HMV con películas y música. Gatwick me sorprendió, pues previo a las puertas de embarque tiene una buena selección de tiendas, aunque en electrónica nos volvemos a ver las caras con el kit de tiendas de aeropuerto inglés.
 
  La tienda de Schippol.
 
Munich tiene varios aeropuertos, y el más grande de todos tiene un par de tiendas muy chulas y con buenos precios. El de Viena es pequeño pero tienen muchos relojes… sorprendente, ¿no era suiza el país relojero por excelencia? Frankfurt no está mal, pero una vez más los precios están un poco fuera de mercado. Paris es escaso en cuanto a tiendas, y los precios no son nada del otro jueves. Roma y Milan son más bien escasos en electrónica, con dos mini tiendas y precios nada interesantes. En general, en Europa me quedo con la tienda de Amsterdam.
 
USA es harina de otro costal; nos encontramos con gigantescos aeropuertos pero con mini tiendas con un surtido muy básico, excepto que sean especialistas en telecomunicaciones (móviles, étc). Seattle no tiene nada interesante. Los Angeles tampoco, y menos en San Francisco. Sí, todos tienen la típica tienda en la que es posible adquirir móviles, y walkie talkies, y MP3, pero los precios son iguales que en la calle. Atlanta es exactamente igual, y lo mismo se puede decir de Nueva Orleans, que a su vez es lo mismo que puedo añadir del de Washington. El más interesante es Chicago, sorprendentemente, con un par de tiendas pequeñas en las que tienen precios interesantes para accesorios para móviles, cámaras de vídeo, reproductores de MP3 o auriculares. De Nueva York no recuerdo gran cosa, más ue nada porque las dos veces que he estado iba con las maletas llenas de todo lo que había comprado en la Gran Manzana. Ciertamente en USA lo mejor es buscar fuera de los aeropuertos, cualquier Circuit City o Best Buy es más interesante que los aeropuertos.
 
En cuanto a los aeropuertos españoles, lo único que se me ocurre es que son caros, muy caros. Es absolutamente increíble que muchos de los productos estén un 10% o un 15% por encima del precio en la calle, ¿pero no se supone que son tiendas libres de impuestos? Tanto en la Terminal 4 de Madrid como en la de Barcelona hay un par de tiendas que si no fuese por lo "abusivo" de los precios merecerían el calificativo de interesantes.
 
Así que, como conclusión, ni se os ocurra entrar en las tiendas españolas, procurad pasad por Amsterdam y visitad alguna vez las tiendas de Heathrow. De las norteaméricanas procurad pasar por Chicago. Eso sí, en inguna de ellas encontraréis televisores ni Home Cinemas, tan solo cacharrería portátil, de la que te tienes que llevar en el momento, esa que disfrutas abriendo en el avión, aunque únicamente podrás leer el manual de instrucciones, porque las baterías casi siempre vienen descargadas. 😉
 
 
 
 

6 comentarios